LÁGRIMAS DE SALITRE AZUL

ImagenFoto sacada en Gijón, en el Parque de Isabel La Católica, Samsung ES70

Y que mejor forma que empezar el post  que dando la bienvenida a la Primavera..

Al final me tome un par de meses de vacaciones.

Me refiero al blog, claro. Pero voy a intentar subir post mas a menudo..

La excusa podría ser, que me encanta #Linux por descontado  que si. Y trasteo con el Netbook, y a menudo pruebo #Distros pero lo he ido dejado un pelín de lado.. Y pese a haberlas probado no me paré a subir los post..

Imagen

Foto sacada en Gijón, estatua dedicada a Fleming,

Parque de Isabel La Católica, Samsung ES70.

Y, por otra parte estoy “enamorada” de mi #iMac no se si será muy apropiado decirlo así, pero si. Me encanta mi iMac y estoy intentando ponerme al día con #OSX

No me sabía ni los atajos de teclado ni apenas nada cuando compré el iMac. Pero poco a poco acabaré pillando el tranquillo a todo ya lo veréis. También estuve un pelín liada escribiendo la Novela, y no paré hasta terminarla. No se si habréis escrito alguna, pero lleva bastante tiempo. Y cuando se aproxima a su final todo el tiempo te parece poco con tal de terminarla.

Ahora por fin estoy enfrascada en la siguiente.. Y me quedan algunas en el famoso cajón virtual que iré releyendo.. Pero bueno, basta ya de excusas que os estáis aburriendo y con razón.. 😉 😀 Ayer dejé volar la imaginación un ratito y bueno, no es exactamente una Poesía al uso, pero me ha encantado como quedó y la quiero compartir con vosotros, espero que os guste.

 Imagen

Foto sacada este verano con mi cámara Samsung ES70 en Llanes 

LÁGRIMAS DE SALITRE AZUL

El barco va a zarpar entre sones y laudes.

Las velas se hincharán ufanas

bebiendo la racha de viento sonriente. 

Dos miradas apenas ocultas por los altos setos.

Esperando.

Soñando.

Amando.

Deseando detener el instante fugaz

al borde del abismo. 

 

Palabras apenas pronunciadas,

entre susurros que se pierden

en el silencio de la noche azul.

 

Su frío manto envuelve la noche estrellada.

Silencio mortal apenas roto por el rugido del viento.

Susurros velados entre tulipanes en flor.

 

A lo lejos, la luna,

mudo vigía de la amarga travesía,

observa oculta entre negros nubarrones,

el destino del velero errante. 

 

Suspiros en la fría noche azul,

aguardan impacientes,

el resplandor del lejano faro.

Un rayo de esperanza

que ilumine su camino.

 

Pasos polvorientos cuentan

los minutos, 

las horas,

los días.

Amarga espera,

sin esperanza,

sin ilusión,

sin ganas.

 

La esperanza se pierde

entre palabras de aliento

y cartas olvidadas

en un viejo cajón de escritorio.

Demasiado frágil ya,

para ser abierto. 

 

Cartas de una época

perdida en el tiempo.

Quizás demasiado lejana,

como para ser comprendidas.

Aguardan el suave tacto

de sus dedos de seda.

 

Viejo velero zarandeado por el viento,

luchando contra encrespadas olas

mientras busca ansiosamente

el faro entre la lluvia. 

 

Susurros apenas,

miradas cómplices,

pasos apresurados.

Gotas de lluvia

en la fría noche azul.

 

Y de pronto, el pérfido silencio

hace acto de presencia.

Sin ser esperado,

sin estar invitado,

sin esperar una respuesta,

una palabra..

 

Una palabra,

un gesto,

una mirada.

Ahora ya no es tiempo de excusas,

de palabras vacías.

Solo resta actuar e intentar salvar las naves.

 

Manos entrelazadas,

susurros furtivos,

miradas apagadas,

y el silencio.

Vanas esperanzas perdidas

entre lagrimas y salitre en la fría noche.

 

El silencio cortante e injusto

hace valer su ley.

Ya casi no queda tiempo.

Poco se puede hacer

salvo otear el horizonte buscando una salida.

 

Tulipanes en flor

entre besos de seda,

verdes setos pulcramente recortados

y jamás disfrutados.

Y su mirada perdida en la noche.

 

Viejo navío de largo mástil,

orgullosas velas y reluciente cubierta.

Apenas resistes ya

los embates de las negras olas.

No te rindas.

 

La luna se oculta

entre negros nubarrones.

Las miradas se cruzan.

El tiempo se detiene

al borde del abismo.

Cruel jugada del destino.

 

Cruel destino que oculta sus cartas.

Demasiado tarde,

descubren que ya nada se puede hacer.

Lágrimas de salitre

en la fría noche azul.

 

Aire azul en la fría madrugada.

Tulipanes llorosos

en la verde campiña.

Negras burbujas

rompen el lejano silencio.

Demasiado tarde..

 

Dulce son en la noche estrellada.

Los violines iluminan sus sueños eternos.

Y el faro aun lejano

traza el camino hacia la fría sima.

 

El amanecer borrará sus huellas.

Y una suave brisa

peinará los verdes campos floridos.

Lágrimas de salitre azul es cuanto queda..

 

Lágrimas de salitre azul,

negras burbujas y viejas cartas

que ya nadie leerá

al borde del abismo. 

 

Dulce amanecer entre besos de seda,

y dulces caricias de satén.

El horizonte sueña con tu sonrisa

y las nubes quieren besarte.

 

Nuestras miradas se encuentran.

Los susurros dejan paso a la risa.

En la oscura sima

entre negras burbujas y salitre azul.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s